Madadkin, la música nueva sale de un armario vintage

July 29, 2020

El cantautor anglo-australiano publica ‘Covid-19’, con algunos grandes temas en los que describe con ironía y precisión los tiempos actuales.

 

Cada cierto tiempo, aparece un artista que, por motivos estéticos o éticos, sale de la sombra de la marginalidad que le esconde y protege. Se trata de artistas de casi ninguna reputación, pero no invisibles, como podrían serlo la generación ‘beat’ de los cincuenta o los artistas ‘underground’ de los sesenta, aquellos que solo se aprecian porque el sistema les odia. Estos creadores siempre transcienden la actualidad, hasta que el momento les alcanza, y suelen vivir una década por delante de la sociedad y el mercado. Madadkin (Paul David Adkin) encaja perfectamente en esa casilla de artista eremita y acaba de sacar un nuevo disco, el segundo con el nombre de Madadkin, que anuncia un nuevo tipo de artista, el pospandémico. 

Covid-19 tiene muchas virtudes, pero tal vez la que más destaca sea, casi siempre, la forma en que analiza e ironiza sobre nuestra condición humana y nuestra falta de entender la gravedad de nuestra civilización de consumo y el momento plenamente antihumano en que vivimos.  

El creador de este fenómeno pospandémico, es Paul David Adkin, que empezó estos experimentos en la música tras dedicarse a escribir novelas y obras de teatro - algunas en castellano -, fundando su propio grupo en Madrid, Ñu Teatro, y escribir ensayos con voces filosóficas, que culminaron en la publicación de Desmantelando el Paradigma, una obra revolucionaria, escrita también en español. No fue hasta haber cumplido más de cincuenta años, cuando decidió aprender música para escribir canciones.  

En cierto sentido, recuerda a Salvador Dalí que dijo, cuando publicó su novela Rostros Ocultos, que tenía que hacerlo porque era la única forma de arte que aún no había creado. Respecto al arte del pensamiento, Adkin había hecho de todo, pero también la canción es un arte de pensamiento y tenía que hacerlo. Es vulgar y sofisticado a la vez, y siempre mezcla la crítica con ironías y sarcasmos. Es genial en el sentido más literal y en el más accidental. Es intenso y frívolo, lúdico y profundo, literario y tabernario. Cuando se inició en la música, empezó con una guitarra, luego añadió un banjo, más tarde un tzouras griego, hasta empezó a indagar en el mundo casi infinito de los sonidos electrónicos de los sintetizadores y los instrumentos virtuales. Para Paul, Madadkin es la combinación de un DAW y una riqueza literaria y filosófica. Una mezcla perfectamente pospandémica. 

Su música, siempre ha sido radical, y una y otra vez ofrece argumentos suficientes para repensar la realidad en que estamos inmersos. Todo lo que ha hecho desde el frustrado Talking to Trains (2017) hasta hoy ha sido cuestionar la civilización a toda costa. Madadkin es un artista que trabaja desde un punto ético. Lo que se adora es lo que se debe hacer, y no porque le guste, o le apetezca. Sus canciones cuentan temas que nos afectan y amenazan. Nos hace preguntas incómodas sin pelos en la lengua. Covid-19 es una narración puramente pospandémica. 

El disco fue concebido y producido en casa durante el confinamiento. Un confinamiento que apestó con el tufo de control total y autoritario. Mientras estuvimos obligados a quedarnos en casa ellos Lo saben todo. They Know Everything, es el tema que abre el álbum. La amenaza es tangible y va en aumento a lo largo de la canción, electrónica y metálica, con una voz profunda, en principio, que narra más que canta la situación claustrofóbica para luego explotar en un grito acompañado por los aullidos fantasmagóricos de Ariadna Santana (muy parecida, por cierto, a la voz de Clare Torry en The Dark Side of the Moon de Pink Floyd). Cuando se escucha un tema tan bueno, hay que pensar que es increíble que no se haya hecho antes. Sucede lo mismo con When the Sickness Seeps in, un tema que describe con una voz poética y magistral cómo el virus reemplaza nuestro sistema económico y político, aprovecha nuestras grandes vulnerabilidades, y se desliza, sigilosamente, debajo de nuestras puertas para infectar nuestras vidas.  

La canción Covid-19, que da título al largo, es lo mejor que ha hecho desde The Orange Goblin (From Abominable Preachers 2018) … si no fuera porque media hora más tarde aparece Wuhan, que está entre lo mejor (y más distópico) que ha grabado nunca, una balada inquieta, entre Lou Reed y Talking Heads, descrita como una inevitable resaca por todo el veneno que hemos consumido hasta ahora. La nueva época empieza en Wuhan, aunque en este caso es la canción con la que se termina este álbum. Si esta época es una migraña, necesitamos el Ibuprofeno que Madadkin nos sirve. Si Madadkin recorre nuestra época oscura es para iluminar nuestro camino al futuro.  

Covid-19 es un álbum conceptual, con una mirada hacia un mundo mejor en su homenaje a la renta básica universal, U.B.I., o a la necesidad de siempre de mirar hacia delante y no volver al mundo desastroso prepandémico en We don’t want to go back there. También incluye temas reconstruidos del primer álbum (ya fuera del mercado) como Dead Dodoes, Progress Happens, Noone’s Gonna Help You, y Tired. Madadkin es poeta y profeta.  

Covid-19. Madadkin.  

Pre-estreno en Apple Music el 23 de julio, 2020 

Fecha de estreno en Spotify, Deezer etc., 30 de julio 2020 

Para más información contactar con: Isabel Martín  

Tel: (+34) 635 499 615 

Email: madadkinmusic@gmail.com 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags
Please reload

Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square